La Ciencia Futura y su relación con Shamballa

Conferencia de José Rubio Sánchez, historiador, escritor y especialista en tecnologías multimedia en el Grupo de Estudios Teosóficos de Valencia, el lunes 8 de mayo de 2017, dentro del ciclo Mensajeros, acerca de la ciencia futura, y qué clase de relación tiene con Shamballa.

Propósito de este nuevo ciclo de conferencias. Diferencias entre la Ciencia como una de las vías para conocer a Dios, y la ciencia que es el mundo científico en cualquier época determinada. Las cuatro grandes vías de acceso a la Realidad: Política, Arte, Religión y Ciencia. Paralelismos entre la mente del hombre y la mente cósmica. La ciencia en la época de la biblioteca de Alejandría. La influencia del 5º Rayo. El aspecto histórico de Shamballa. Los tres departamentos de la Jerarquía y su relación con la Ciencia. La relación de algunos Maestros de Sabiduría con algunos científicos. El Aula del Conocimiento. La Ciencia futura.

Grupo de Estudios Teosóficos

La ciencia futura y su relación con Shamballa

Entrevista en el programa Luces en la Oscuridad a José Rubio Sánchez, historiador e investigador de religiones, mitologías y filosofías comparadas, especialista en nuevas tecnologías multimedia, y escritor, acerca de los conocimientos científicos que se pueden llegar a revelar en el futuro y la relación que tiene Shamballa con ellos.

Diferencias entre ciencia y Ciencia. Las diferentes vías de conocimiento. Los nuevos descubrimientos en la era de Acuario. El propósito de Shamballa en el aspecto científico. El conocimiento del pasado que todavía está oculto y que está por descubrirse en un próximo futuro. El futuro desarrollo de las capacidades ocultas en el ser humano.

Ir a descargar

La Muerte, ¿y después?

Conferencia de José Rubio Sánchez, historiador, escritor y especialista en tecnologías multimedia en el Grupo de Estudios Teosóficos de Valencia, el lunes 27 de marzo de 2017, dentro del ciclo Mensajeros, acerca del proceso de la muerte desde el punto de vista de la Sabiduría Antigua.

El tema de la muerte generalmente se asocia al dolor. El miedo a la muerte. La muerte desde el punto de vista de la ciencia, la religión y el esoterismo. Falsos mitos acerca de la muerte. El mito de Er. Las Parcas, los Señores del Karma. La evolución cíclica del alma. Los átomos permanentes. Las cuatro muertes.

Grupo de Estudios Teosóficos

Qué hay tras la muerte según la Sabiduría Antigua

Entrevista en el programa Luces en la Oscuridad a José Rubio Sánchez, historiador e investigador de religiones, mitologías y filosofías comparadas, especialista en nuevas tecnologías multimedia, y escritor, acerca del proceso de la muerte desde el punto de vista de la Sabiduría Antigua.

La muerte según la República de Platón y el mito de Er. El nivel evolutivo y el grado de elección de las próximas encarnaciones. La muerte según la sabiduría antigua. Constitución septenaria del hombre. El átomo permanente. El por qué de no recordar las vidas pasadas. El arte de morir.

Ir a descargar

Presentación – Mario Roso de Luna – El Tíbet y la Teosofía

Presentación del libro “El Tíbet y la Teosofía” de Mario Roso de Luna, en el Centro TANIT de Valencia, a cargo de José Rubio Sánchez, el pasado lunes 19 de septiembre de 2016.

El Tíbet y la Teosofía es la obra póstuma e inacabada de Mario Roso de Luna. Jamás hasta ahora ha sido editada en español. Mario Roso de Luna pertenece a la generación del 98, fue astrónomo, arqueólogo, físico, abogado, ingeniero, filólogo, escritor, periodista, etc. además de teósofo, ateneísta y masón. Escribió más de 30 libros donde él mismo comentaba que aprendía cuando escribía. 19 capítulos se publicaron en la revista “El Loto Blanco”, pero el resto nunca se llegó a publicar.

Es un proyecto del Grupo de Estudios Teosóficos  y del grupo Compiladores de la obra de Dº Mario Roso de Luna y lo que se recaude con el libro se repartirá entre una ONG: «JUNTS SI PODEM» (http://www.juntsipodem.org), que ayuda a los pobres a nivel jurídico y cubriendo necesidades básicas, como ropa y comida; y la ONG «ACESVAL», sin ánimo de lucro, dedicada a ayudar en Africa (http://www.acesval.org).

Compiladores de la obra de Dº Mario Roso de Luna

Grupo de Estudios Teosóficos

El Tíbet, su magia ancestral, y la Teosofía

Entrevista en el programa Luces en la Oscuridad a José Rubio Sánchez, historiador e investigador de religiones, mitologías y filosofías comparadas, especialista en nuevas tecnologías multimedia, coordinador del grupo Compiladores de la obra de Dº Mario Roso de Luna, escritor y co-responsable de esta edición limitada de la obra “El Tíbet y la Teosofía”.

“El Tíbet y la Teosofía” fue la última obra escrita en 1931 por Don Mario poco antes de morir, escrito única y exclusivamente en portugués en su época. Nunca antes ha sido publicado ni completo, ni en castellano. El legado literario de Mario Roso de Luna. Aportes, vida y experiencias de Alexandra David-Neel en el Tíbet.

Ir a descargar

Novilunio de Géminis – Mario Roso de Luna

Entrevista a José Rubio Sánchez en el programa  de radio Sintonías de Unidad de Mantra FM, sobre la figura de Mario Roso de Luna, el lunes 6 de junio de 2016.

Novilunio de Géminis. Importancia de los novilunios. ¿Quien fue Mario Roso de Luna? los proyectos Traducción & Proyecto de Geografía Sagrada y Compiladores de la obra de Dº Mario Roso de Luna. Biografía de H. P. Blavatsky. Viaje a Sudamérica. Próxima publicación del libro “El Tibet y la Teosofía”, última obra de Roso de Luna, pero hasta ahora sin terminar de traducir al castellano. Meditación de Novilunio de Géminis.

 

Entrevista a José Rubio Sánchez

Entrevista publicada en el Blog personal de Phileas del Montesexto al escritor José Rubio Sánchez.

Cuando Biblioteca Upasika estaba naciendo, es decir cuando Internet en castellano recién se estaba gestando y no existían grandes proyectos de divulgación en nuestro idioma, José Rubio Sánchez tuvo el atrevimiento de recopilar las “obras completas” de Helena P. Blavatsky y publicarlas en forma de un CD.

En esos días tuve el gusto de conocer a José y, de ahí en más, nuestros caminos se cruzaron varias veces, siempre en relación a tareas de difusión, proyectos de traducción, trabajos culturales y digitalización de obras antiguas.

Es un inmenso placer para mí presentar esta breve entrevista, a fin de conocer más a fondo el pensamiento y las motivaciones del entusiasta José Rubio Sánchez.


Phileas: ¿Cómo es un día en la vida de José Rubio? ¿Qué actividades tienes incorporadas a tu vida cotidiana?

José Rubio Sánchez: Me considero una persona normal, con un trabajo normal y un ritmo de vida normal. El sustento me lo gano trabajando de Guardia de Seguridad, pues, aunque también soy escritor (mi verdadera vocación), he de reconocer que de escribir no se gana dinero (al menos yo) sino eres un autor consagrado o tienes muchísima suerte. Mi trabajo posee su parte negativa: trabajo seis días a la semana, en turnos muchas veces de doce horas seguidas, noches, etc.; pero tiene algo muy positivo que es por lo que lo elegí: puedo pensar, a veces leer, y a veces escribir. En mi rutina diaria entra: trabajar, pasear a Maki (el perro de la familia), leer hasta altas horas de la madrugada, y dedicar todo el tiempo posible a los múltiples proyectos que llevo en marcha; suelo dedicarles una media de seis horas diarias. Siguiendo las enseñanzas teosóficas, considero que el Estudio es una forma muy eficiente y elevada de Meditación, sobre todo si lo haces para “enseñar” a otros (Servicio).

PdM: ¿Cuándo te convertiste en buscador? ¿Qué caminos transitaste?

JRS: Creo que, como muchos de mi generación, somos buscadores desde niños, aunque quizá esa faceta no la descubramos hasta hacernos mayores. En mi caso, ya con 12 y 13 años, a través del mundo de los cómic de superhéroes (preferentemente Marvel), se me abrieron los ojos a la posibilidad de un mundo distinto al que me trasmitían mis padres o el colegio. De ahí pasé, junto a mi amigo José Miguel Cuesta –con quien escribo desde la infancia–, a interesarme por lo sobrenatural y a leer y debatir las obras de Lobsang Rampa u Ouspensky, alucinando con el gran contenido esotérico en Allan Poe, Lovecraft o Robert Howard. Una cosa llevó a la otra, y justo cuando se me ocurrió –no recuerdo porqué–, estudiar por mi cuenta la cultura griega clásica, empezando por leer sin intermediarios la República de Platón, me topé con una Escuela de Filosófica a la manera Clásica, donde ese libro se estudiaba. Así, de vislumbrar un universo de posibilidades mágicas que trasmitían los cómic y diversos autores, empecé a conocer y profundizar en la Sabiduría Esotérica.

PdM: ¿Qué autores consideras referentes y han influido positivamente en tu vida?

JRS: En aquella época (tan lejana) y durante muchos, muchos años, mi autor referente, por encima de todos los demás, fue: Helena Petrovna Blavatsky; me recuerdo leyendo en una cafetería La Doctrina Secreta y marcando en el libro (¡¡herejía!!) todos los datos que me parecían relevantes para mis investigaciones, pues ya entonces escribía artículos teosóficos: al lado de la caja de texto, en los amplios márgenes de la edición de Luis Cárcamo, escribía: neoplatonismo, magia, Dinastías Divinas, Profecía, legado griego, etc. Décadas más tarde descubrí a Omraam Mikhaël Aïvanhov, leí todas sus conferencias, y entendí que los dos Maestros y sus Enseñanzas se complementaban. He estudiado muchos autores, pero estos me “llegan” más.

PdM: ¿Cómo llegaste a sentirte inclinado a la Teosofía?

JRS: Como he dicho, en la Escuela Filosófica de la que fui miembro durante 13 años, encontré (e intuí) que la Enseñanza Teosófica era el gran Legado de la Humanidad. Algo familiar resonó en mi Alma. Devoré todos los libros que encontré (no literalmente), y descubrí, leyendo a otros autores de otras Escuelas, que era la Enseñanza Básica en la que todos se Fundamentan, con más o menos matices. También vi que era un legado grandioso, pero insuficientemente estudiado.

PdM: ¿Cómo surgió la idea de publicar un CD con las obras completas de Helena Blavatsky?

JRS: En primer lugar he de decir que yo tengo una afición innata por las Nuevas Tecnologías que data de la misma época de la infancia en la que descubrí la Teosofía. En aquellos tiempos, algunos de los temas en los que estaba trabajando –y que por eso seleccionaba cuanto dato encontraba en La Doctrina Secreta–, era la búsqueda de todo lo relacionado con Grecia (civilización que aprecio muchísimo), para hacer un estudio esotérico dedicado a su cultura y legado; o las indicaciones Proféticas dejadas caer por aquí y por allá en la misma obra de H.P.B., o Isis sin Velo, Cartas de los Maestros, etc. El caso es que llegué a pagar a compañeros por taquigrafiar en el ordenador esas frases de la Maestra que yo había marcado, para luego poder trabajar con la información en mi ordenador. El siguiente paso lógico fue la idea de escanear los libros, no como fotocopias, sino realizando OCR sobre los textos para luego hacer “búsquedas” de cualquier tema que se me ocurriera. Así nos enfrascamos en “digitalizar” toda la Obra de Blavatsky. En aquellos tiempos no era como hoy en día, donde hay varias copias distintas de La Doctrina Secreta y otros libros pululando por Internet, ni siquiera Internet tenía la fuerza que ahora tiene; por lo que el trabajo de escanear los libros tuvimos que realizarlo nosotros completamente, y fue muy laborioso.

PdM: ¿Qué dificultades surgieron en ese proyecto? ¿Hubo oposición o apoyo de los estudiantes de Teosofía?

JRS: Nosotros pensamos que la editorial “ideal” para publicar el CD-ROM era la Editorial Teosófica, por eso nos pusimos en contacto con ella y, para nuestra sorpresa, aceptaron desde el primer momento. Aún conservo las cartas con las contestaciones. Incluso hicimos un viaje a Barcelona para mostrar una “demo” de cómo quedaría el CD, destacando lo importante del sistema de búsqueda. Lo curioso es que, después del buen recibimiento inicial, durante muchos meses el tema se enfrió. En aquel entonces no lo sabíamos, pero años después descubrimos que estuvieron a punto de cerrar el proyecto porque algunos miembros de la Sociedad Teosófica que “me conocían” (bueno, eso de conocerme es un decir), intentaron por todos los medios impedir la publicación, porque, según unos: eso de digitalizar la Obra de Blavatsky era como una blasfemia, una herejía; y otros no se fiaban de un joven que había pertenecido a esa “Escuela de Filosofía a la manera clásica”, creían que tenía algún motivo oculto y no era de fiar. Al fin predominó el buen juicio, hay que reconocerlo, y el CD-ROM se presentó en la Escuela de Verano de 2003 y fue todo un éxito. En mi humilde opinión, fue un gran logro, no solo por el esfuerzo necesario para llevar a cabo el Proyecto (varias personas muchísimas horas escaneando y, sobretodo, corrigiendo y maquetando), sino porque era la primera vez que se hacía un CD-ROM con las Obras Completas en castellano de un autor.

PdM: ¿Cómo surgió la idea de traducir los Collected Writings?

JRS: Esta idea surgió al tiempo que la del CD-ROM, pero no cuajó. Precisamente al ir buscando todo el material traducido de H.P.B., descubrí los XIV Tomos de la C.W., e incluso me compré cerca de 8 tomos; aunque luego compré toda la Colección en CD-ROM editado por la S.T. (en inglés, se entiende). De hecho, cuando terminamos el CD-ROM de Blavatsky sugerí a la Editorial Teosófica empezar a traducir estos XIV tomos, pero no estaban por la labor. En una Lista de Internet hicimos otro intento, que tampoco salió adelante (estoy hablando del 2003), y todo quedó en el aire (yo esperaba que me tocara la lotería para pagar a un traductor profesional ), hasta que hace cuatro años, recién introducido en el mundo de Facebook, el “patio” que suelo decir, a Natacha Mazón de las Torres se le ocurrió la feliz idea de ofrecer participar en el Proyecto a todos los que habitaban el ciberespacio, un llamamiento internacional similar a cuando Egipto pidió ayuda para salvar los monumentos de Nubia. Reunimos todo el trabajo acumulado de otros “pioneros” como el realizado por Upasika años atrás, y aquí estamos (2016): cuatro tomos completos ya entregados (I, II, III y XIV) uno a punto (el XII), y otros cuatro casi traducidos. Es verdad que llegamos a ser más de ochenta personas trabajando en el Proyecto, pero esa cifra se ha reducido a unos diez… ¡snif!, al parecer la perseverancia no es una cualidad muy extendida. De todos modos, aprovecho esta entrevista para lanzar de nuevo el “llamamiento”: seguimos necesitando traductores y será bien recibido todo el que quiera colaborar. Es una labor titánica, y me gustaría no morir antes de concluirla .

PdM: ¿El movimiento teosófico está pasando un buen o un mal momento?

JRS: Mitad mitad, desde mi punto de vista. Por un lado hay que reconocer que, sobre todo gracias a Internet y la labor de divulgación de Ramas y Grupos, hay una gran presencia y un resurgir de la Sociedad Teosófica y las Enseñanzas Teosóficas, por otro lado, y hablando estrictamente desde mi punto de vista, se han convertido casi en una secta, y no practican los Tres Grandes Principios que inauguró la Sociedad en sus inicios, especialmente el de Fraternidad: hay mucha intolerancia y, usando la expresión de alguien más sabio que yo, están como “cristalizados”. ¡Ojo!, hablo como organización y sólo de la que conozco; siempre he pensado que una cosa son las organizaciones y otras las personas: las organizaciones son como un mal necesario (ahí estoy con Krishnamurti), la fuerza está en los individuos que plasman los Ideales. Nos falta mucho para saber trabajar en armonía con otros seres humanos.

PdM: ¿Cual consideras que fue el principal aporte de Madame Blavatsky al mundo?

JRS: Considero que la Fraternidad Blanca, con Blavatsky y otros pioneros (no fue ella la única o único elegido), iniciaron el Proceso (que no ha acabado) de desvelar al mundo parte de la Sabiduría que se esconde detrás del Velo de Isis (quizá por eso se llamó así el primer libro de Helena), una Sabiduría que durante cientos de años (al menos en Occidente) estuvo oculta en los Templos, para unos pocos, y era el momento de “sacar a la Luz”. La palabra clave quizá sea DIFUNDIR, Comunicar estas Enseñanzas a la mayor cantidad de gente en la mayor parte del mundo posible, y por eso, pienso yo, la S.T. trabajó tantísimo en difundir la literatura teosófica, religiosa y filosófica de todos los tiempos. Es un proceso que iniciaron especialmente los Maestros de H.P.B. (Morya y K.H.) que después ha seguido ampliándose con otros Mensajeros de Shamballa. Blavatsky, de carácter combativo, tuvo la misión de “punta de lanza” en este Proceso; es mi opinión.

PdM: ¿Qué opinas del movimiento New Age?

JRS: Reconozco que este “movimiento”–cuyo nombre sino proviene de, sí que fue lanzado al mundo tanto por los Roerich como por Alice A. Bailey–, ha tenido dos grandes influencias. Por un lado, creo que es innegable que ha permitido ponerse en contacto a muchísima gente, de forma muy básica si se quiere, con las Enseñanzas Esotéricas; pero por otro lado, quizá por la Ley del mínimo esfuerzo y la propensión de mucha gente de comercializarlo todo, ha degenerado en un marasmo de doctrinas, engañizas, perversiones, etc., que creo perjudican más que ayudan al verdadero Buscador. Sin embargo, ya en 1888 el Maestro K.H. reconocía que incluso ese variopinto circo del Esoterismo, tenía su misión, pues era como un velo que protege la Verdadera Enseñanza de los pusilánimes, como una prueba que tenía que pasar el auténtico aspirante, la capacidad de discernir.

PdM: ¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Cuál fue la primera obra que publicaste?

JRS: Empecé a escribir de muy pequeño: frases, ideas, poemas, etc., sobre todo en clase, evadiéndome de las aburridas asignaturas, hasta que, con mi amigo José Miguel Cuesta, escribimos nuestro primer cuento: Una Puerta a la Eternidad. Ganamos algún premio, publicamos en la revista del colegio, etc., pero lo dejamos al empezar lo que entonces se llamaba B.U.P. en colegios diferentes. Un día, muchos años después, nos re-encontramos y re-tomamos esa vieja costumbre, y nos pusimos a trabajar en El Durmiente, y otras obras. Sin embargo, la primera novela publicada fue El Loto Tras el Muro, por la Editorial Edebé, después de quedar finalista en un concurso. A partir de ahí hemos escrito muchas otras novelas he incluso algún ensayo, una de las cuales quedó finalista en el Premio Planeta: Sol de Misterio (El Ocaso del Sol Invicto).

PdM: Y actualmente, ¿cuántas obras has publicado?

JRS: Entre novelas, ensayos y conjunto de cuentos, más 20 libros.

PdM: ¿A cuál de tus obras le tienes un particular cariño?

JRS: Se tiene mucho cariño a la primera que escribes (El Durmiente), a la primera que te publican (El Loto), pero de la que más orgulloso estoy es de La Sombra en el Espejo, una novela de terror gótico y esoterismo ambientada precisamente en Londres en los últimos meses de vida de Helena P. Blavatsky. Desde mi punto de vista (claro ) una fiel estampa de los personajes, la época, con un gran contenido oculto.

PdM: “La sombra en el espejo” tuvo críticas negativas de algunos círculos teosóficos, ¿cuáles fueron esas críticas?

JRS: Aunque parezca raro, muchos teósofos (me refiero a miembros de la S.T.) no conocen su propia historia, ni siquiera de la misma H.P.B.: no saben quiénes fueron los Fundadores de la S.T,, sus vicisitudes, sus obras, etc. En La Sombra mostramos lo más realista posible a Helena, Sinnett, Olcott, Mohini y, sobre todo, a Mabel Collins, a la que se describe –como decía Phileas que corrigió la obra–: “mala, malísima”. Pero es que, aun habiendo escrito Luz en el Sendero (que no inventó ella sino el Maestro Hilarion, que la inspiró) o El Idilio del Loto Blanco, se enfrentó a Blavatsky, la traicionó, y llegó a practicar magia negra de tipo tántrico. Algunos teósofos se llevaron las manos a la cabeza porque mezclamos una historias donde hay magia negra con líderes teosóficos (olvidando que la misma Maestra escribió Paginas Ocultistas y Cuentos Macabros, aparte de narrar anécdotas propias de magia negra en Isis sin Velo); otros consideraban, erróneamente, que algunos de estos personajes fueron Fundadores de la S.T., cuando solo Olcott y H.P.B., de los mencionados en la novela lo fueron; otros pensaban que estábamos difamando a estas insignes figuras de la Historia Teosófica al contar algunos hechos de su historia (por ejemplo, Sinnett se alejó de los Maestros y casi traicionó la Causa); riéndonos de la Maestra, cuando se la trata con mucho respeto y cariño pero sin faltar a la verdad, etc., etc. Es decir, una muestra de ignorancia y de fanatismo, devoción mal entendida y, en lo que a mí respecta: falta de Tolerancia y Fraternidad, pues, aparte de no ser verdad los motivos por los que “declamaban” al cielo, esa obra la escribimos varios años antes de “entrar” en la S.T.E., lo que debería disculpar a el autor que sinceramente abrazaba la vida teosófica. Es mi opinión. No puedo resistirme a contar que un eminente teósofo, a mi pregunta de si había leído la obra que tanto le perturbaba, me confesó: “No, no la he leído, pero no es necesario: se notan las vibraciones negativas”. ¡En fin!

PdM: ¿Reconoces a alguna persona como tu Maestro espiritual?

JRS: No hay nadie vivo que reconozca como mi Maestro Espiritual. No digo que no existan maestros vivos, sino que yo no los conozco o no me llegan. Pero como queda reflejado en éste escrito, considero como mis Maestros a Blavatsky y Omraam sobre todos, teniendo una especial simpatía por El Tibetano, los Roerich, Peter Deunov, Manly P. Hall, etc. También es verdad que, siguiendo las Enseñanzas, creo que mi auténtico Maestro mi Yo Superior, y en eso sigo a Blavatsky y a Krishnamurti, entre otros.

PdM: ¿Alguna vez has alcanzado momentos de completa lucidez y de conciencia plena? ¿Cuándo y cómo?

JRS: Creo que nunca. Mi talante (¿rayo?) no es místico, y estoy bastante apegado al mundanal ruido. Me considero un “trabajador” de la Enseñanza. Hago mías las palabras de Olcott: “De una manera o de otra, nunca he encontrado tiempo para entrenarme en la yoga, pues seguí la línea del trabajo práctico en nuestro movimiento teosófico. Nunca me preocupó si adquiría poderes psíquicos o no, nunca aspiré a la condición de gurú, ni me importó si podía alcanzar o no la Liberación en esta vida. Servir a la humanidad siempre me pareció el mejor de los yogas, y la habilidad para poder hacer al menos un poquito para propagar el conocimiento y disminuir la ignorancia, una amplia recompensa”. Lo más que he tenido es lo que llamo “Revelaciones”, momentos de “lucidez” si se quiere, en los que me he dado cuenta de cosas, sobre mi vida personal, el mundo, la Enseñanza, etc. Creo que todo el mundo las tiene. Lo que sí poseo, y de forma permanente, es una aptitud optimista ante la vida, que me otorga la creencia sincera en estas Doctrinas.

PdM: ¿Qué planes tienes ahora? ¿Qué proyectos tienes entre manos?

JRS: En este momento de mi vida, mi Plan, mi Misión, es seguir Difundiendo la Enseñanza Teosófica, de la mejor manera posible. Quiero seguir y terminar, evidentemente, la traducción de la C.W., y otras traducciones que hay en marcha; quiero seguir con un Curso que damos en Valencia en el Grupo de Estudios Teosóficos; y, ¡ojala!, consolidar ese grupo para poder hacer más actividades que sirvan a la gente, lo más “puro” posible, sin mercantilismos. En ese marco daré algunas conferencias, escribiré libros (más ensayos que novelas), como uno sobre los Maestros de H.P.B., y otro que será una recopilación de anécdotas de la Helena; sin olvidar las Obras Completas de Roso de Luna, otro gran proyecto de recopilación iniciado con Phileas hace años, y que seguimos construyendo poco a poco. Además, quiero continuar trasmitiendo a la gente que hay un grupo de Mensajeros (maestros/discípulos) de la Fraternidad Blanca, que nos dieron un mensaje, una Sabiduría Perenne, que tenemos que Aprender, “hacer nuestra”. Vivimos buscando la Nueva Revelación, cuando esa Revelación se nos dio hace tiempo (no nos olvidemos del Bhagavad-Gita o los Yogas de Patanhali), lo que nos falta es “entenderla” correctamente (Investigación) y vivirla (Servicio). Gracias por permitirme expresarme.

PdM: Gracias a ti por concederme esta entrevista.


Hiperbórea

Traducción & Proyecto de Geografia Sagrada (Facebook)

Phileas del Montesexto

 

 

Omraam Mikhaël Aïvanhov – Un hijo del Sol

Última conferencia de José Rubio Sánchez el sábado 27 de febrero de 2016, en el centro Cuatro Infinito de Valencia, dentro del ciclo de conferencias “Mensajeros de la Gran Logia Planetaria”, esta última charla está dedicada a Omraam Mikhaël Aïvanhov.

Fue discípulo de Peter Deunov, y como alma de 2º Rayo es discípulo del Maestro Koot Humi, rayo que le imprime la cualidad innata de amar a través de la enseñanza. Análisis de las diversas etapas de su vida. En 1917 encuentra a su Maestro Peter Deunov, con él estuvo unos veinte años hasta que se fue a Francia en 1937 para llevar la Fraternidad Blanca Universal a este país. En este periodo de 1937 en adelante dió más de 5.000 conferencias. Él nunca escribió nada, toda la enseñanza de él proviene de la transcripción de sus conferencias. En 1959 y durante casi un año se va a la India, donde se le dio el sobrenombre de Omraam, desde ese momento pasa de ser denominado hermano a ser tratado como Maestro.

 

La Fraternidad Blanca Universal y el Surya Yoga o Yoga Solar

Entrevista en el programa Luces en la Oscuridad a José Rubio Sánchez, historiador e investigador de religiones, mitologías y filosofías comparadas, especialista en nuevas tecnologías multimedia, y escritor, acerca del maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov y el Surya Yoga.

Omraam Mikhaël Aïvanhov, está considerado como un Maestro de occidente del siglo XX. Discípulo de Peter Deunov, fue un ejemplo y guía para su propia vida. Creó la Fraternidad Blanca Universal, como una organizaciónque debiera ser lo más parecida posible a lo que es la Gran Logia Blanca del planeta. Las enseñanzas de esta fraternidad son similares a cualquier tradición esotérica pero aportando sus propios matices. Para Omraam, por encima de todos los yogas es el Surya Yoga o Yoga Solar.

Ir a descargar