Oriente – Occidente: Misticismo, Filosofía y Meditación – Parte 3

Conferencia de Juan Viñas Pastor, filósofo y Miembro de la Sociedad Teosófica Argentina, en Brasilia para TV Supren, sobre oriente y occidente y lo que es el misticismo, la filosofía y la meditación.

La Filosofía. El origen de la palabra filósofo. Inicio y origen de la Filosofía. Los filósofos eleáticos.  Filosofía de oriente y de occidente. Nacimiento, ascenso y decadencia de las civilizaciones. Los distintos nombres de la Teosofía. El fracaso de esta época con respecto a la filosofía. la Filosofía Esotérica y el valor de la inteligencia. El teósofo y el erudito. Teosofía, cuerpo de doctrinas basada en la visión del ser humano y del universo.

Oriente – Occidente: Misticismo, Filosofía y Meditación – Parte 2

Conferencia de Juan Viñas Pastor, filósofo y Miembro de la Sociedad Teosófica Argentina, en Brasilia para TV Supren, sobre oriente y occidente y lo que es el misticismo, la filosofía y la meditación.

El místico siente la presión del Yo Superior. Dos modos de vivir el misticismo. Lo que debería ser un teósofo como resultado del proceso místico según Annie Besant. El misticismo lleva al encuentro con el Maestro. Misticismo y locura. Misticismo como la actividad del alma por la cual el místico quiere salirse de este mundo tangible a su propio mundo de origen. Las oleadas de vida. El mago negro y el mago blanco.

 

La Ciencia Futura y su relación con Shamballa

Conferencia de José Rubio Sánchez, historiador, escritor y especialista en tecnologías multimedia en el Grupo de Estudios Teosóficos de Valencia, el lunes 8 de mayo de 2017, dentro del ciclo Mensajeros, acerca de la ciencia futura, y qué clase de relación tiene con Shamballa.

Propósito de este nuevo ciclo de conferencias. Diferencias entre la Ciencia como una de las vías para conocer a Dios, y la ciencia que es el mundo científico en cualquier época determinada. Las cuatro grandes vías de acceso a la Realidad: Política, Arte, Religión y Ciencia. Paralelismos entre la mente del hombre y la mente cósmica. La ciencia en la época de la biblioteca de Alejandría. La influencia del 5º Rayo. El aspecto histórico de Shamballa. Los tres departamentos de la Jerarquía y su relación con la Ciencia. La relación de algunos Maestros de Sabiduría con algunos científicos. El Aula del Conocimiento. La Ciencia futura.

Grupo de Estudios Teosóficos

Escritos inéditos de Alice Bailey – Viernes, 23 de abril de 1943

Fuente: Escuela de Estudios Esotéricos

Charla a los estudiantes de la Escuela Arcana

Viernes, 23  de abril de 1943

MW: ¿Podríamos finalmente tratar algunos de los temas que tienen que ver con las escuelas esotéricas del futuro?

AAB: Se está refiriendo a Cartas sobre Meditación Ocultista. Creo que la Escuela Arcana es previa a las escuelas preparatorias, y no creo que vayamos a tomar en la Escuela un entrenamiento especializado para la iniciación, porque eso es para lo que son las escuelas especializadas. Tengo esta cuestión en mente porque no estoy segura de que haya suficientes personas en el mundo para organizar y poner en marcha esas escuelas. El Tibetano nos dijo hace diez o doce años que había solo 400 discípulos en el planeta. Recientemente nos dijo que el número había aumentado a miles. Si en pocos años hemos saltado de tres cifras a cuatro, debe representar un tremendo paso adelante para la raza. Esos números en relación con los billones de seres humanos es un porcentaje tan pequeño que difícilmente cuenta, y no contaría para nada si no fuera por el hecho de que los discípulos aceptados (los de larga data, no los aceptados recientemente) que trabajan conscientemente, ejercen el poder en proporción a su número. El único discípulo aceptado que realmente llega a algo y se convierte en una fuente de poder es el que ha salido del centro dramático de su propia vida. Pueden tener sus momentos de introspección, y egoísmo pero sus vidas se han exteriorizado y no están interesados en ellos mismos. El principiante nunca olvida que él es un discípulo aceptado. Es todo tan nuevo para él. Le lleva mucho tiempo superar el interés del Maestro por él. Cuando ese es el caso él se abre como un vórtice de fuerza, y eso es por lo que el discípulo medio al comienzo es tan terrible. Cada falta que tiene es traída a la superficie y exteriorizada, y lo bueno que hace a menudo es negado porque la personalidad está sobre estimulada por el discipulado.

No creo que las escuelas ocultistas sean fundadas hasta que hayamos asimilado y utilizado la información que tenemos ahora y que ahora sabemos que es el ABC. Sé que hay un montón que sé que no he utilizado. Hay información y conocimiento en mi cabeza que no he utilizado en el plano físico. Eso es verdad en relación con cada uno de nosotros. En conexión con nuestras debilidades sabemos cómo deshacernos de ellas y sin embargo no lo hacemos. Estamos cansados; la vida espiritual es tremendamente fatigosa. No sé si todos estarían dispuestos a escribir en el espacio de una página lo que piensan acerca de lo que significa para ustedes la iniciación, lo que sería para ustedes dar el siguiente paso. Podríamos reunir las respuestas y ponerlas en The Beacon. Aquí hay un grupo de personas que han tenido mucha enseñanza sobre el discipulado, y nosotros somos discípulos de un grado u otro, y en el momento en que se reclama humildemente que se es un discípulo, en ese momento se tiene realmente que decir a su Alma y a los otros discípulos, “Estoy preparado para la iniciación”. Eso es lo que tienen que decir, y es un pensamiento tremendamente solemne. El momento en el que salimos del rango de aspirantes y adoptamos cierta posición en nuestras mentes – que somos discípulos – en ese momento hemos dicho, “Vamos a tomar la iniciación y a anunciar a los discípulos de nuestro propio rango que vamos a tomar la iniciación”.

Aquí hay algunos párrafos de los escritos inéditos del Tibetano [NT: publicados posteriormente en DNE I, p. 86, ed. inglés]:

Por lo tanto, ¿a qué está dispuesto el iniciado? A reconocer instantáneamente lo nuevo…
No está tratando de la purificación, de la construcción del carácter, del conocimiento técnico académico. Ustedes tienen que tener eso para interpretar lo que es nuevo:

A captarlo inmediatamente y dar un nuevo paso para desarrollar la conciencia humana precursora y revelar los nuevos y subsiguientes conceptos que constante e inevitablemente se le presentan, los cuales poseen el poder expulsor dinámico y satisfacen debidamente la necesidad humana del ciclo inmediato. También está dispuesto a abandonar instantáneamente cuanto parece inútil, innecesario o inadecuado para la necesidad del momento, a recibir desde lo alto el poder que rompe y destruye lo que se ha cristalizado, y es anticuado e inútil porque ya ha servido a su propósito; está dispuesto a trabajar como ocultista práctico (no como místico idealista) en los niveles de la visión y en el de los asuntos prácticos humanos.

El secreto de la revelación es que la revelación solo llega a aquellos que son reveladores. Eso es un iniciado. Al leerlo casualmente hubiera dicho que eran instrucciones para los discípulos. Cuanto más pensaba en ello más cuenta me daba de que eran más que eso.

La iniciación puede ser definida en este punto como el momento de crisis en el que la conciencia se cierne en el límite de la revelación.

El iniciado es el hombre que ha respondido a la enseñanza, la ha reconocido intuitivamente, y además ha dado el siguiente paso que le conducirá del límite de la revelación a la revelación.

Quizás se consideren las demandas del alma y las sugerencias del Maestro, como antagónicas a las demandas de tiempo y espacio, centradas en la personalidad u hombre inferior. Por consiguiente, en esta situación los pares de opuestos ejercerán una enorme atracción; el campo de tensión o el foco de esfuerzo reside en el discípulo “que se encuentra en el punto medio”. ¿Responderá o reaccionará conscientemente a la atracción superior y pasará a nuevas y superiores zonas de experiencia espiritual? O ¿se hundirá nuevamente en el espejismo del tiempo y del espacio y en la esclavitud de la vida personal? ¿Se mantendrá en condición pasiva y estática donde no le afecten la tendencia superior ni la atracción inferior?

¿Responderá y reaccionará conscientemente al tirón, caerá en el espejismo del tiempo y el espacio, o permanecerá en una condición estática y pasiva? Una y otra vez me encuentro con personas que están en esa condición estática y pasiva, y sé que si dieran el paso más allá del límite tomarían la iniciación.

Una de estas tres condiciones debe caracterizarlo y deriva de una vacilante experiencia anterior, donde el discípulo vibra entre la decisión superior y la inferior. El Maestro preside este proceso, en el que nada puede hacer, porque el problema debe resolverlo el discípulo. Solo podrá intensificar el deseo del alma mediante el poder de Su pensamiento dirigido. La personalidad nada puede hacer, porque en esta etapa el cuerpo físico y el vehículo astral son simples autómatas que esperan responder a la decisión del discípulo que actúa en su cuerpo mental.

Los tres aspectos de un ser son: Alma, Personalidad, Discípulo. La correspondencia en el discipulado es: Mónada, Alma, Personalidad. Es el Alma en su propio plano, el discípulo en un punto de fusión, y entonces está la personalidad de la que el discípulo es consciente. Creo que es un punto que deberíamos debatir un poco porque es un punto esotérico extremadamente importante.

En esta etapa de esfuerzo el discípulo puede actuar únicamente en el nivel mental de la conciencia. Una vez hecho, la suerte está echada. O avanza hacia el portal de la luz donde el Maestro le toma de la mano, y el Ángel de la Presencia se hace potente y activo en forma indescriptible, o retrocede temporalmente a las condiciones de vida del hombre inferior; espejismo y maya descienden nuevamente sobre él y el Morador en el Umbral se interpone entre el discípulo y la luz que afluye por el portal, renovando sus actividades. El discípulo despierta súbitamente a una más amplia captación de la realidad y a una más profunda comprensión del Plan y de la parte que le corresponde desempeñar en él, o “los velos de la tierra” se cierran sobre su cabeza; entonces la visión se desvanece y retoma la vida de un ser humano común, probablemente durante todo el período de la encarnación en la que se le ofreció la oportunidad. No obstante, si traspusiera el portal, entonces (de acuerdo a la iniciación correspondiente) así será la revelación y las consecuencias resultantes. No se le revelarán posibilidades. Es una experiencia efectiva cuyo resultado es la evocación de nuevos poderes y capacidades y el reconocimiento de nuevos métodos y campos de servicio. Tales poderes están condicionados por los desarrollos anteriores y la presencia de estas facultades, concediéndose además la plena libertad de movimiento “dentro de los límites” de la Jerarquía que está más allá de lo que él pudo haber soñado.

Charla a los Estudiantes de la Escuela Arcana – Viernes, 23 de abril de 1943

Escuela de Estudios Esotéricos

La ciencia futura y su relación con Shamballa

Entrevista en el programa Luces en la Oscuridad a José Rubio Sánchez, historiador e investigador de religiones, mitologías y filosofías comparadas, especialista en nuevas tecnologías multimedia, y escritor, acerca de los conocimientos científicos que se pueden llegar a revelar en el futuro y la relación que tiene Shamballa con ellos.

Diferencias entre ciencia y Ciencia. Las diferentes vías de conocimiento. Los nuevos descubrimientos en la era de Acuario. El propósito de Shamballa en el aspecto científico. El conocimiento del pasado que todavía está oculto y que está por descubrirse en un próximo futuro. El futuro desarrollo de las capacidades ocultas en el ser humano.

Ir a descargar

Sobre la Bendición del Buda y el Festival de Wesak – Vicente Beltrán Anglada

Conferencia de Vicente Beltrán Anglada en Barcelona, el 6 de mayo de 1982.

Leonor.–… entonces nos reuníamos en la hora exacta, unas veces a la una de la madrugada, en casa del presidente de la Sociedad Teosófica de entonces…,

Vicente.– Es importante, porque el hecho de estar en Wesak, o dentro de Wesak es una cosa que hay que reconocer muy bien individualmente, aparte que después se realice en grupo, mejor que sea a una hora que pudiese acudir gente, como el sábado por la tarde.

Sra.– Siempre se puede conectar.

Vicente.– Sí, hay una conexión, además las energías están durando después de la proyección tres días. Hay dos días de preparación, un día de recepción y dos días de distribución. Estamos ahora en período de preparación, estamos preparando hablando sobre toda la problemática nuestra, sometiendo así —lo hace el alma de la humanidad— al Señor del Mundo todas las necesidades mundiales, incluidas las guerras y todas las cosas que están pasando estos días. Entonces viene la distribución de fuerza, que dice dura todo el año, en todos los niveles, y da una sensación de paz y bienestar. Yo hace muchos años que lo siento, antes no sabía lo que era, pero me sentía siempre inspirado por esas fechas, me sentía en gracia, era una cosa tremenda, y luego más tarde me enteré que había sido el festival de Wesak, entonces supe que estaba conectado subjetivamente. No hay necesidad de estar pendiente, el alma está conectada siempre con la Jerarquía. Es el pequeño yo separatista el que crea la separatividad, a lo cual hicimos referencia ayer.

Sra.– Yo quería comentarte que hay cosas, como cuando hablamos del amor y de la paz, que se refieren a un estado. No es decir provocar “estoy en paz”, o “tengo amor” porque cada uno tenemos nuestra medida, o sea, es un estado que se crea; pero de alguna forma cuando estás en sintonía espiritual, y quieres realmente estar en él y rectificar algunas cosas, con esa voluntad, en esa rectificación, yo creo que es tan importante la humildad, tanto más que los conocimientos, porque siempre queremos saber más incluso de lo que podemos asimilar, y la humildad en todas sus facetas, que yo quisiera preguntar si ¿esto, con un buen propósito, se va arreglando a través de equis cosas, o es también un estado que sólo se adquiere cuando es el momento de que tengas esa humildad?

Vicente.– Bueno, lo interesante es la persistencia en una actitud. La actitud y el propósito; el individuo se propone realizar algo en su interior. Claro que cuando digo esto es que ya involucro una idea que nada tiene que ver con la meta, y todos buscamos una meta. Porque si, por ejemplo, de la paz hacemos una meta, seguramente que no la alcanzaremos. Ahora bien, si estamos investigando constantemente, siempre a través del propósito espiritual, y no nos preocupamos mucho ni demasiado por los resultados, viene un día en que se llega a un estado de paz. Ya no digo la paz como un estado. La paz tal y como la siente el Señor del universo es paz; nosotros somos paz dentro de la paz, esto nos indica ya la idea de un estado de conciencia. Y naturalmente, cuando se habla, por ejemplo, de dejar la mente vacía, porque se tiene que llenar de algo que no es lo que tenemos habitualmente, tendrá que ser algo de una estirpe superior, y este algo forma parte consustancial con el propósito. Entonces, mantener el propósito es de una u otra manera incorporar cada vez más paz, más estados de paz dentro de uno. Siempre habrá lagunas, las inevitables lagunas de los problemas kármicos, porque el karma solamente puede liquidarse cuando hay paz; la paz no tiene nada que ver con la Jerarquía, la Jerarquía es solamente una expresión de amor, la paz viene de Shamballa. Así que naturalmente hay que ligar el principio del propósito, que es de Shamballa, con la finalidad de Shamballa, que es la paz. Y el Logos Planetario, el Observador Silencioso, es el depositario de la paz santa, es un océano de paz. Y la paz, tal y como yo la concibo, no tal como seguramente es, se halla confinada en un plano específico del universo. Yo diría que es donde el compás cósmico de Sanat Kumara clava la punta para crear un círculo infranqueable, o un ringpass-not, un círculo-no-se-pasa, como es la expresión característica del Maestro Tibetano. Si se refiere al planeta será el cuarto subplano del cuarto plano planetario. Si es con referencia al Logos Solar, será el cuarto subplano del cuarto plano solar, es decir, que en el centro de un universo septenario, la paz, el equilibrio, la síntesis, como se ha preguntado hoy aquí, se halla confinada siempre en un lugar definido, y de ahí se irradia hasta abarcar la totalidad del círculo-no-se-pasa. Entonces, el problema del individuo es o bien hacerse receptivo desde el lugar donde ocupa su lugar kármico en la evolución, haciéndose responsable de sus actos, y receptivo a la paz, o bien trata fundamentalmente de alcanzar la paz que se alcanza a través de la iniciación, lo cual si lo analizamos bien, es la misma cosa, pero vista de distinta manera. Os digo que la paz no es nada que se refiera con la Jerarquía, no porque el amor no lleve en sí ya su gran capacidad de paz interior, sino porque la paz que está más allá de toda comprensión, es la paz que surge del corazón de Sanat Kumara. Entonces, es una creación, es una emanación que surge del corazón del Logos Planetario, y es canalizada a través del propósito del Señor del Mundo. El problema solamente es el individuo que está en el sendero y habla de la paz como una meta; pero la paz, como la verdad, es un constante devenir, un constante movimiento, que se acerca a nosotros en cualquier momento del tiempo y en cualquier situación, de no importa qué estado de conciencia tenga el hombre, simplemente se presenta y el hombre es libre de acogerlo. De ahí que siempre reitero la atención, la observación serena de los hechos, porque nunca sabemos cuándo surgirá el maestro, la paz, o la verdad. Simplemente hay que estar investigando, como hace el científico. El científico realmente no busca un resultado definido, está simplemente investigando. Y todos tenemos que tener en una cierta medida esta mentalidad científica de investigar los hechos sin esperar ni pretender resultados, simplemente investigar, porque entonces adquirimos el poder que nos hace superiores al destino; el destino se forja constantemente porque el hombre está apegado al fruto de sus acciones, cuando el hombre se apega al fruto de sus acciones crea karma. Cuando el hombre investiga sin darse cuenta de los resultados, o cuando hace el bien y no se preocupa tampoco de los resultados, sin buscar ganancia alguna a sus actividades, simplemente por el anhelo de hacerlo bien, entonces se produce el resultado este que es siempre la conformación al destino marcado por el Señor del Mundo.

Sobre la Bendición del Buda y el Festival de Wesak

Ir a descargar

Buda y el Festival de Wesak – Vicente Beltrán Anglada

Conferencia de Vicente Beltrán Anglada en Barcelona, el 19 de mayo de 1981.

Vicente. —… esto obedece a una tradición muy antigua. Antes de Cristo existió, como ustedes saben, una gran entidad de gran relieve espiritual a quien históricamente y también esotéricamente se le considera un ser iluminado, se trata de Sidharta Gautama, que logró, adquirió, la iluminación, y que fue el primer ser dentro del planeta Tierra que alcanzó la liberación, es decir, adquirió los poderes del Adepto. El único, el primero fue el Buda, pero, una de las prerrogativas de su vida, principalmente al final de su existencia, fue que cada año después de su muerte Él regresaría a la Tierra para bendecir al mundo. Cuando hablamos de bendición, tratándose de una entidad psicológica de tan tremenda importancia espiritual, significa que está manejando fuerza cósmica, y que el hecho de que haya cada año, y precisamente en la luna llena de Tauro -es decir, que coincidió ayer a las dos horas diez minutos, me parece-, o cuatro minutos, Él ha renovado el voto que hizo ante el Logos Solar. Dense cuenta que hablamos aparentemente de cosas que están mucho más allá de nuestra razón,  pero, es pensando en grandes proporciones que el hombre puede captar una pequeña parte de la Verdad, y esta Verdad que transmite el Buda llena de la unción de su extremo amor a la Humanidad, porque según se nos dice, Él viene año tras año dejando su gran y merecido Nirvana para bendecir a la Humanidad, después desaparece. Pero, las consecuencias de la bendición de Buda duran todo el año, se renuevan todas las energías, existe una fuerza que durante todo ese tiempo, ese período de un año, está fluctuando en la atmósfera, está galvanizando los éteres, está haciendo lo que decía el amigo Javier antes, está introduciendo dentro de las capas etéricas del planeta unos átomos pertenecientes a otras dimensiones del espacio. El estado de transfusión de las energías, o la polarización de la conciencia en niveles superiores, presupone no solamente un deseo intenso, una aspiración superior de parte del individuo, sino también un gran poder invocativo. Según se nos dice esotéricamente, y esto se puede comprobar casi en forma científica, la invocación es un instante que está al alcance del hombre de nuestros días. Invocación es enfocar la mente hacia un punto, “pedid”, “llamad”, lo que decía Cristo, “llamad y se os abrirá, pedid y se os dará” y, naturalmente, embargados dentro del laberinto de las cosas teológicas jamás hemos llegado a comprender el significado de las palabras de Cristo, pero se refiere exactamente a la invocación de estas energías potentes que están fluctuando, que están constantemente ahí. Es realizar lo que decía Annie Besant, “todo está, sólo falta que alarguemos la mano”, y a este alargar la mano hay el proceso de alargar la mano y pensar que voy a alargar la mano es lo que llamamos técnicamente la potencia invocativa del Ser. Así que hay que ser extremadamente invocativos, de no ser así las energías de Buda no tendrían significación alguna para nosotros ni para nadie. Es que las grandes constelaciones que están enviándonos constantemente sus radiaciones de poco sirven, o son peligrosas si la Humanidad no está abierta a ellas. Es decir, que el hecho de que sepamos que ha venido el Buda y que nos ha bendecido –de lo cual yo estoy plenamente seguro y constituye una experiencia de mi vida–, ¿qué significaría para nosotros si no estamos atentos?, o (dicho de otro modo) que estamos haciendo resistencia al tremendo devenir de la vida, con todos sus acontecimientos, sus hechos, con toda la plenitud de cosas que están acercándose a nosotros y, aparentemente, hacemos una gran resistencia constantemente. Entonces, para recibir dignamente las energías, (porque) yo creo que están aquí estas energías, para abrirnos dignamente a ellas debemos vivir en forma muy abierta, muy serena, muy expectante. Naturalmente, no sólo pensando en las energías simplemente, pensando en los demás seres humanos, qué importa para nosotros que estemos pensando en las grandes constelaciones con su fuerza inmensa, con toda la inmensa plenitud que significa la evolución de sus grandes Logos cuyas energías estamos tratando de canalizar aquí en la Tierra, si el hombre no está abierto a ellas, si el hombre no está preparado, si el hombre hace resistencia. Una guerra implica siempre una resistencia, a lo que sea, cuando el hombre resiste contra otros está creando un foco para cualquier tipo de guerra. Si el individuo no está preparado para seguir estas fuerzas rigurosamente preparadas para la humanidad, y la humanidad hace, por ejemplo, la indiferencia total, la sordera voluntaria, y que no trabaja, que se esfuerza, que no lucha, entonces podemos decir que ninguna energía será apta para nosotros. La de la luna llena, que como ustedes saben, es un foco central de la Jerarquía aquí en la Tierra para canalizar las fuerzas de Shamballa. Y el término místico de Shamballa, ¿qué es lo que podemos decir? Es decir, que cuando hablamos de Shamballa, esotéricamente, estamos refiriéndonos a un centro de nuestro planeta que es el más elevado e incluyente, es la sede de aquel Ser a quien se llama el Gran Kumara, Sanat Kumara, que es el que precisamente está guiando los destinos de la… obra magnífica en todos nosotros y todos los reinos de la Naturaleza viven, se mueven y tienen el ser.

Así que cuando hablamos de una meditación de luna llena de esta tremenda importancia, lo primero que se le está pidiendo al aspirante es que abra sus centros, que no sea reflexivo sino intuitivo, que no esté pendiente de un razonamiento. El razonamiento siempre está tratando de amanerar aquello que no tiene razón, duda para nosotros, está más allá del razonamiento, todo cuanto podamos razonar es como si razonásemos acerca de la propia Divinidad, que cuando hablo de la Divinidad me refiero al Logos de ese Sistema Solar. No podemos razonar sobre algo que desconocemos, o hacia lo cual no podemos llegar todavía. Naturalmente, para prepararnos para recibir aquello que todavía no ha sido revelado, se han creado las grandes avenidas de la expectación, de la serenidad, de no estar esperando sin impaciencia tratando de recibir aquello para luego expandirlo, porque nuevamente no se han… las energías, ya sean las búdicas, las más próximas del mes que viene, que serán las del Cristo, o las que pasaron ya bajo la constelación de Aries, que fue la de Pascua, y que todo el mundo celebra, lo que pasa es que no se da cuenta. Se da un significado pagano todavía, se ha perdido el espíritu religioso que poseían los primeros cristianos, y que poseían los grandes discípulos del pasado. Pero hay que interiorizar todas estas cosas, y hay que darnos cuenta de que todo cuanto está aquí es para nosotros. Es la herencia (nuestra), no podemos disputarnos la herencia divina como hacemos con la herencia humana, cuando existen estas luchas para aquellos bienes que todos queremos poseer, sin darnos cuenta que aquello tiene que dejarse ahí, desaparecer hundido en el fondo de la tierra. Pero, estamos pensando en términos cósmicos, y todo cuanto estamos tratando de atraer a nuestra vida humana es de origen divino, por lo tanto, yo les rogaría mientras dure la invocación, mientras dure la meditación, de mantener este espíritu de expectación. Que la mente no razone, solamente se limite a percibir internamente, a que vaya penetrando sutilmente, que se produzca una paz, un silencio, un orden, una armonía, yo creo que es la mejor prueba de devoción que podemos dedicarle al Señor Buda, esta expectación serena, y como que seguramente después tendremos que hacer otra reunión, más tarde, porque hay muchos amigos que tienen que marcharse más temprano, yo sería del parecer de empezar ahora mismo la meditación para aquellas personas que tuviesen que marcharse. Los demás si pueden resistir otra meditación se puede quedar también, eso depende ya de ustedes, de todas maneras lo que vamos a hacer es recitar internamente… (corte de sonido) …se presupone, quizá en un principio sea intelectivo, que no existe antakarana, que el antakarana ha sido ya trascendido, entonces nos hallamos ante una inmensidad, esta inmensidad es la que tendríamos que tratar de aprender en nuestra mente. Nuestra mente está ocupada en cosas finitas, en cosas pequeñas, en cosas superficiales, cuando está en este caso la mente obra solamente a impulsos intelectuales, intelectivos. Quisiera que estuviésemos en una dedicación mental tan grande y tan potente que nuestra mente fuese como un lago tranquilo donde las energías fluctuantes en la atmósfera pudieran penetrar en nuestro corazón, y tampoco haremos un trabajo de delineamiento meditativo como son corrientes en los estudiantes de esoterismo, sino que haremos unos mantras para atraer esta fuerza para galvanizar nuestra aura magnética y para expandirla después por doquier en nuestro mundo de relaciones humanas. Empezaré por la meditación, o por la invocación que pertenece al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, haremos una pausa de silencio, haré unos mantras que ustedes los vayan recitando internamente, después recitaremos la Gran Invocación, que es la invocación o plegaria de la Nueva Era, y más tarde haremos una invocación del 1er Rayo para que tengamos la fuerza en nuestra vida para poder gobernar la personalidad, y después tranquilos, no hablen mucho después, porque van a quedar con un ánimo tranquilo y sosegado, y eso es lo que interesa, que el ánimo quede tranquilo y sosegado y pueda recibir la fuerza mística de la verdad.

Buda y el Festival de Wesak

Ir a descargar

Oriente – Occidente: Misticismo, Filosofía y Meditación

Conferencia de Juan Viñas Pastor, filósofo y Miembro de la Sociedad Teosófica Argentina, en Brasilia para TV Supren, sobre oriente y occidente y lo que es el misticismo, la filosofía y la meditación.

Reflexiones acerca de las expresiones Oriente y Occidente desde un punto de vista teosófico. Diferencias religiosas, culturales y filosóficas. La singularidad de cada uno de los seres humanos. Los diferentes estados de la Mónada. La eterna lucha entre lo animal y lo espiritual. La progresiva evolución de las Mónadas en las diferentes cadenas planetarias. Las diferentes gradaciones en los seres humanos y en las enseñanzas teosóficas. Los siete pasos del proceso cíclico de la evolución. La Ley de Ciclos y Periodicidad. Lo que es misticismo. Los modos de vivir el misticismo. La expresión natural del misticismo. Diferencias entre misticismo y ocultismo.

Misticismo – El Místico from STargentina on Vimeo.

El rol de los Maestros – El Discipulado – Juan Viñas

Conferencia de Juan Viñas Pastor, filósofo y Miembro de la Sociedad Teosófica Argentina, en Brasilia para TV Supren, sobre el rol de los Maestros y el Discipulado.

Sobre el estudio del libro “Cartas de los Mahatmas” y el estudio de los libros de Teosofía. Las cartas fueron dirigidas al Sr. Sinnett y al Sr. Hume. Las respuestas de los Mahatmas al Sr. Sinnett, como respuestas a nosotros mismos. La evolución de la Mónada desde el punto de vista de la conciencia en los diferentes reinos de la naturaleza. El Adepto. El Maestro y el Discípulo. La ley de economía en la Naturaleza. Parsifal y el Santo Grial. La vida espiritual  y el régimen de vida. El ocultismo es una ciencia seria que requiere encarnaciones enteras.

El problema mundial del terror y la seguridad – Ramón Llucià

Conferencia de Ramón Llucià en la Asociación Amigos de la India, el sábado 18 de febrero de 2017.

Los tres niveles de Yoes. Los derechos y deberes de todo ser humano como base fundamental para manifestar el amor. La liberación del temor. La ubicación del temor dentro de la conciencia humana. El miedo y las fuerzas de la oscuridad. Las diferentes clases de miedos. El miedo como arma para esclavizar. El trabajo  y deber de todo conocedor de las leyes divinas para con la actitud del miedo.