Indicios Ocultos en la Doctrina Secreta -William Q. Judge

El presente artículo ha sido traducido y editado por la Logia Unida de Teósofos de Los Ángeles, California, y descargado de la página Mensajeros de la Gran Logia Planetaria.

INDICIOS OCULTOS EN LA DOCTRINA SECRETA

Traducido y editado por la Logia Unida de Teósofos, Los Ángeles California.

[Los números mencionados de las páginas de “La Doctrina Secreta”, se refieren a la
versión original inglesa de 1888]

De la página 1 hasta la 67, Volumen I

UNA PROFECÍA. En el siglo veinte, 1900, los eruditos de nuestra era, empezaran a reconocer que “La Doctrina Secreta” no fue inventada ni exagerada, sino simplemente delineada. (Vol. I, Introducción pag. xxxvii).

En otros espacios, la autora alude a sorpresas en reserva que se manifestarán en forma de manuscritos, y así sucesivamente. Parecería que para 1900, los eruditos efectuarán “descubrimientos” que corroborarán a la autora. “Una vez que dejamos la puerta entreabierta, en cada nuevo siglo se abrirá aún más. Los tiempos están maduros para un conocimiento más serio del que se ha consentido hasta ahora. (Vol. I, p. xxxvii, nota). “No tenemos que esperar un lapso de tiempo muy largo y muchos de nosotros presenciarán el Alba del Nuevo Ciclo, al término del cual, entre las dos razas se saldarán muchas cuentas”. (Vol. I, Preliminar, pag. xiiv).

Un manuscrito Arcaico. Algunas de las doctrinas que H.P. Blavatsky divulgó, las encontró en una colección de hojas de palma que algún proceso desconocido, hizo impermeables a los elementos. (Proemio V. I, p. 1). Se sabe que algunos de los manuscritos orientales más antiguos, se encuentran en hojas de palma cortadas en forma oblonga y estrecha, atadas por medio de un hilo. ¿Cómo pudo ella verlos? Ya sea en la luz astral u objetivamente, fueron traídos sobre su mesa. ¿Por quien o que?.

CONTINUIDAD DEL PLAN DE UN MANVANTARA A OTRO. Según este antiguo manuscrito (Proemio), durante el pralaya, el plan para el próximo manvantara descansa hasta el principio de la sucesiva evolución, cuando su potencial poder se manifiesta en la acción. Por lo tanto, del manvantara al pralaya hasta el sucesivo manvantara, existe una continuidad. (Sigue en la página 4 y 5 del primer Volumen).

LA BASE DE LA AFINIDAD. Para todas las correlaciones de fuerza. Según se afirma, en el año 500 a.c., Leucipo enseñó una ley oculta al declarar que el movimiento lateral de los átomos, es la raíz para la afinidad y la correlación de la fuerza (Vol. I, p. 2).

CADA PERÍODO EVOLUTIVO. Es sui generis. “Todavía, durante cada nuevo Manvantara, se puede considerar su organización (del cosmos), como la primera y la última de su tipo, ya que cada vez se desenvuelve sobre un plano superior”. (Vol. I, párrafo 3).

UN NUEVO ELEMENTO AL FINAL DE NUESTRA CUARTA RONDA. “La ciencia oculta, reconoce Siete Elementos Cósmicos. Cuatro son completamente físicos, el quinto, el Éter, es semi-material ya que se tornará visible en el aire hacia el término de nuestra cuarta Ronda, para reinar supremo sobre los demás durante toda la quinta Ronda”. (Vol. I, p. 12).

Âkâsha y Manas Corresponden. Véase la nota en la página 13 del primer Volumen.

“Aquel Âkâsha, el quinto principio Cósmico universal, al cual corresponde y del cual procede el Manas humano, es, desde el punto de vista cósmico, una materia radiante, fría, diatérmica y plástica, creativa en su naturaleza física, correlativa en sus aspectos y porciones más densas, inmutable en sus principios superiores”. Por consecuencia, bajo la ley de las correspondencias, manas, en la división septenaria, es creativo, correlativo e inmutable, conforme a la misma manera y porciones mencionadas para Âkâsha.

MANAS EN LA QUINTA RONDA. Siguiendo hasta el final la correspondencia, descubrimos que, como el Éter, la forma inferior de Alaska ahora semi-material, se tornará visible en el aire al término de esta cuarta Ronda, así manas, actualmente sólo semi-desarrollado en esta raza, se desenvolverá más en la quinta Ronda contemporáneamente a la fuente madre y, como la forma de Éter mencionada, será entonces el elemento superior en la naturaleza, al mismo tiempo manas será el principio superior reinante en la constitución septenaria humana. El total desarrollo de manas, impone una completa responsabilidad a la raza, por lo tanto vemos como se alcanza el punto de cambio, lo que puede ser su sentido, y también lo que significa el “momento de la Elección”. La raza que tiene un manas perfecto, debe escoger con toda responsabilidad. Los maestros de Sabiduría, están trabajando ahora para y hacia tan período, preparando entonces los presente Egos para los días importantes en los cuales se debe efectuar inteligentemente la elección del sendero bueno o malo.

En muchas partes de “La Doctrina Secreta” la autora dice que somos los mismo egos que habitaban los cuerpos atlantes, los cuales tuvieron un muy pesado karma, esto nos permite percibir el porque somos los que se verán obligados a hacer la gran elección ya sea por el destino bueno o el malo en la próxima Ronda.

Indicios Ocultos en la Doctrina Secreta – William Q. Judge

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s