Conceptos Generales de Esoterismo – Vicente Beltrán Anglada

Conferencia de Vicente Beltrán Anglada en Barcelona, el 22 de junio de 1975.

Vicente.—… y empiecen otras razas que serán más sutiles, entonces, Devi-yoga, el yoga de los devas, será una cosa como ahora,… como una orientación definida, pero mucho antes estaba… en las primeras razas que todavía el naturalismo no ha podido catalogar; primero, porque los cuerpos eran más sutiles y no existe nada, por ejemplo, podemos encontrar de las razas prehistóricas algún ejemplar, como el hombre de Cromagnon, por ejemplo, pues podían resistir el peso del tiempo y más si existía algún estrato en el cual no había mucha humedad, porque se guardaban bien petrificados o se guardaban con agua o cualquier molusco, como tenemos en Montserrat, en las montañas. Bueno, pues entonces, todo esto no ha podido ser registrado, al menos por el ojo experimentado del clarividente esotérico, que puede ver más allá del tiempo, por lo tanto, ver el pasado es como ver el presente, porque es como si un proceso de introspección hiciera objetivo el tiempo que ha pasado; es la única manera que se puede tener una noción de lo que fueron las razas o el aspecto en el cual la raza dévica, o el reino dévico, y el reino humano estaban viviendo en armonía. El deva siempre ha sido el aspecto constructor de la naturaleza y el ser humano parece ser que es el que idea las cosas y, entre el hombre que idea y el deva que construye vemos todo esto y esto en su totalidad es Dios. Pero Dios sin el hombre y sin los devas no habría nada, porque no es un ser que tenga manos y pies, que esté haciendo un edificio, sino que da una impresión y esa impresión rasgando los éteres llega a ciertos elementos y estos hacen lo que deben hacer, porque todo eso está creado por la mano de un hombre, pero otro lo ha ideado, pero los elementos que constituyen esto que es la tierra, el agua, por ejemplo, el fuego que ha cocido todo esto, son los devas. Por lo tanto, siempre hay una construcción, y donde hay personas que piensan bien acostumbra a haber siempre otro tipo de vegetación y cada raza tiene un tipo de vegetación, igual que pasa con los continentes, hay sitios donde hay una serie de plantas diferentes de otros lugares, y aun no se ha estudiado, por más que dicen que son agentes atmosféricos Sí, bueno, pero, ya estamos, ¿qué es el agente atmosférico sino los devas en acción? Todo es vida, por lo tanto, si llegamos a esta conclusión, veremos que estamos tan cerca de los devas que, forzosamente, si queremos consumar, ya, definitivamente, lo que es la perfección de la raza, tendremos que contar con los devas, tendremos que establecer contacto y trabajar conjuntamente, en forma inteligente.

Sra.—… que está en desarmonía con el hombre, se dice que cuando Caín mató a Abel, que es el aspecto malo, que mató al bueno, entonces…

Vicente.— Sí, es como el mito de Adán y Eva. De hecho Adán y Eva no es más que la serpiente, esto lo vemos después reflejado, como dijimos el otro día. Claro, ahora en la intimidad se pueden resolver más pequeños problemas que hay en una persona que dice: “Lo que acaba de decir me parece es muy vago”, claro, es muy vago porque… ¿no es vago el mito de Adán y Eva? Es muy vago, pero cuando dices que Eva es la serpiente de la derecha de la columna vertebral, es el fuego serpentino, o Pingala, y que Ida es el hombre, es el aspecto hombre, están divididos y están recorriendo el Árbol del Edén, ¿eh?, están dando vueltas al otro lado y al final se deben encontrar un día. Y, cuando la serpiente ha cumplido su misión, el hombre ya no es hombre ni es mujer —o el ser humano—, se convierte en andrógino. Hay que esperar a que la 7ª Subraza de la 7ª Raza, ya vayamos a lo lejos, tiene que ser que en la columna vertebral saldrá el fuego de Kundalini directamente desde abajo hasta arriba sin pasar por la serpiente.

Leonor.— Pero lo que será interesante es pensar, a mi modo de ver, —yo siempre vivo más abajo— lo que será muy importante es ver qué clase de civilización existirá en el mundo cuando exista el andrógino, porque es que ahora casi todo se realiza,… se suceden las cosas buscándose el uno al otro, el hombre a la mujer, la mujer al hombre; aunque no sea.., por más que las personas… eso no quiere decir que las personas se tengan que encontrar en esta vida física, pero que la mayoría, por no decir la totalidad, pues, pasa mucho tiempo, el tiempo que tendría que emplear en el hacer ahora de creación, de lo que sea, lo pasa pues buscando esta otra parte de sí mismo, tanto si lo encuentra como si no lo encuentra. O, a lo mejor, si no piensa determinadamente en una mujer o determinadamente en un hombre, se encuentra un poco, digamos, aislado, o solo, o separado. En este caso habrá otra clase de civilización, porque todo este tiempo que la juventud —y hablo de la juventud—, está, digamos, perdiendo o empleando en estos menesteres, tendrá que ser empleado en otros, tendrán que existir otros incentivos. Otros incentivos, o sea, que la civilización no se parecerá en nada a la que vivimos, no tiene que parecerse en nada.

Vicente.— Pero no será nada por esto, porque habrá cambiado el ser humano, no pueden cambiar las circunstancias.

Interlocutor.— Yo creo que todo estará de acuerdo con la evolución del ser humano…

Vicente.— Sí. Pero fijaos bien en una cosa esencial, que todo el sistema de yoga se basa en destapar el Kundalini, sea el Hatha-yoga, o el Agni-yoga, pasando por todas las clases de yoga existentes conocidos, además de Agni-yoga, otro que es desconocido y otro que aparecerá en un próximo futuro, o en un lejano futuro; pero el hecho de que la civilización esté basada en la dualidad de sexos, en una competencia, se basa en el predominio de una serpiente, de una de las dos que actúan en la columna vertebral, porque lo primero que hace un iniciado es equilibrar la fuerza de la serpiente. No hay ningún iniciado siquiera que no sea andrógino.

Interlocutor.— El camino del Buda que decía Patanjali.

Vicente.— Sí.

Interlocutor.— ¿Tiene que ver con el proceso alquímico del andrógino?

Vicente.— Sí, sí, sí. De hecho, el hombre y la mujer cuando están equilibrados constituyen el andrógino. Cuando la serpiente Ida está predominando sobre Pingala, entonces, queda todo el aspecto hormonal, digamos, clasificado dentro de una diferente… o sexualidad diferente, en el hombre y en la mujer. Es decir, que todo el aspecto hormonal, todo cromosoma, que ahora está esto en la base de la genética, tal como se está estudiando, y que se llega, cuando se llega a las finales reducciones de la genética, se llega a la hormona final, en el cual se ve si es hombre o mujer, vemos o dos “XX” o “XY”; esto ya formado en el aspecto científico, entonces, el predominio del hombre o de la mujer, no lo hace el cromosoma sino que el aspecto evolutivo del hombre utiliza el cromosoma “XX” o “XY” para su evolución, lo cual significa que, cuando“XY” o “XX” se junten, formarán una cosa que desconocemos; por ejemplo, en un cromosoma de la séptima raza, tendrá que haber un equilibrio, entonces no habrá nada, no verás nada, verás, qué te diré yo… reflejará el cosmos, el cromosoma. Si cogemos el cuerpo de un Adepto, por un proceso alquímico, que no está a nuestro alcance naturalmente, puedes sacar del cuerpo de un Adepto un cromosoma y verás cómo no tiene matiz, porque es andrógino ¿comprendéis? Es decir, que él puede procrear por un acto de voluntad, no tiene que pasar por el proceso de la genética para transmitir ciertas herencias a la raza, lo cual hace el Manú cuando crea una raza. Es el único ser de la categoría de Cristo, o más allá, que tiene que encarnar y tener contacto con las hijas de los hombres, porque siempre encarna el aspecto masculino, el Manú, y crea lo que será la semilla de una raza. Hasta aquí lo ha ido haciendo el Señor Manú, el de nuestra raza actual ha sido lo mismo. Se ha plegado, se ha sometido a las leyes de la Naturaleza, porque forma parte de las leyes creativas de la Naturaleza a través de los devas, porque a través del Manú y de los devas se hacen los tipos raciales y, entonces, cada cual con el tipo racial que le corresponde y su tipo de inteligencia va creando las semillas del futuro. Y la genética, todo viene, digamos, diferenciado de la genética de la cuarta o de la tercera raza raíz, o de la primera raza y la segunda, de la cual no tenemos noción… al menos no hay… porque si, por ejemplo, la primera raza era una raza cuyo cuerpo era sutil, que tenía, qué te diré… el aspecto de una ameba gigantesca, al ponerse en contacto con el sol pues tenía que desaparecer, no tenía osamenta, por lo tanto, era un cuerpo como una cosa gelatinosa, por lo tanto, no puede quedar resquicios de esto. La primera razas no tienen…

Conceptos Generales de Esoterismo

Ir a descargar

Asociación Vicente Beltrán Anglada

La Navidad (su significado oculto)

Mesa  redonda acerca del significado simbólico de la Navidad, el sábado 19 de diciembre de 2015 en la Rama Arjuna de la Sociedad Teosófica Española (Barcelona). Mesa redonda compuesta por Pere Bel, Josep Tarragó, Àngels Torra y Mercè Cartanyà.

El Plan del Logos Solar. El solsticio de invierno. Análisis del nacimiento según los textos del Nuevo Testamento y de Helena Blavatsky. La búsqueda interior y el trabajo necesario de la purificación del carácter. La transformación de la naturaleza humana empezando por nuestra mente. Simbolismo del árbol de Navidad.

Metafísica de la Navidad o el Sentido Iniciático de las Fiestas de Navidad – Honorio Gimeno

Conferencia de Honorio Gimeno, secretario provincial de la Gran Logia de España, en la Asociación Amigos de la India sobre el sentido iniciático de las fiestas navideñas, el viernes 18 de diciembre de 2015.

El significado simbólico de la Navidad y el solsticio de invierno. Lo que ocurre en estas fechas no sólamente ocurre a nivel macrocósmico, si no que también a nivel interno en cada uno de nosotros. El mito de los Reyes Magos, María, José y el Apostol Juan. El templo de Salomón. Historia de María desde el evangelio apócrifo de Santiago. Significado simbólico de todos los elementos descritos en los evangelios.

 

 

CAPRICORNIO: Trabajo 10. Matando a Cerbero, guardián del Hades

capricornio

El propósito es, difundir información audio-visual a la enseñanzas esotéricas del Maestro Tibetano D.K. y Alice Ann Bailey sobre el mito de Hércules, los doce Trabajos, las energías que interactúan en los periodos de los diferentes signos del Zodíaco, y las lunas llenas en los diferentes signos. Así, presento, trabajos de Merche Torramilans y Pamela Di Meglio.

CAPRICORNIO: Trabajo 10. Matando a Cerbero, guardián del Hades

Trabajo del Festival de Capricornio

 

Psicología del Sonido – Ramón Llucià

Conferencia de Ramón Llucià en el IV Symposium de médicos, terapeutas y sanadores celebrado en Donostia/San Sebastián el día 26 de junio de 2015.

La forma de trabajar del científico de tomar las cosas como hipótesis. Sonido es vibración visto desde la física clásica, energía desde la física cuántica. El punto de vista de la Sabiduría Antigua. La Divinidad o Logos, palabra y aliento, su propósito y la manifestación. El propósito del Logos y el propósito de la vida de cada uno de nosotros. El proceso de creación del macrocosmos y del microcosmos (el ser humano). El poder creador y mágico de la palabra. La cualidad psicológica de la música. Situacion actual de desarmonía de la música. El problema del ruido.

Krishnamurti – Libertad Interior

Conferencia de José Rubio Sánchez el sábado 28 de noviembre de 2015, en el centro Cuatro Infinito de Valencia, dentro del ciclo de conferencias “Mensajeros de la Gran Logia Planetaria”, esta sexta charla está dedicada a Krishnamurti.

Discurso de disolución de la Orden de la Estrella de Oriente. Pequeño repaso a su vida. El proceso de su despertar interior. Los problemas con la Sociedad Teosófica y su separación de ella. Su mensaje y obra. Similitud de su mensaje con el mensaje de Vicente Beltrán Anglada.

Mensajeros de la Gran Logia Planetaria
Mensajeros de la Gran Logia Planetaria – Facebook

La Navidad de Entonces y la de Hoy – H. P. Blavatsky

Artículo aparecido en The Theosophist, Vol. 1 – nº 3 – 1879

La Navidad de Entonces y la de Hoy

H. P. Blavatsky

Estamos alcanzando la época del año en que todo el mundo cristiano se está preparando para celebrar la más notable de sus solemnidades, el nacimiento del Fundador de su religión. Cuando este artículo llegue a sus suscriptores occidentales habrá festividad y regocijo en cada casa. En Europa Noroccidental y en Estados Unidos el acebo y la hiedra decorarán cada hogar y las iglesias estarán cubiertas con siemprevivas, una costumbre derivada de las antiguas prácticas de los druidas paganos “cuyos espíritus silvestres podían reunirse en las siemprevivas y permanecer intocados por la helada hasta una estación más templada”. En los países católicos romanos grandes multitudes se reúnen durante toda la tarde y la noche de la “Víspera de Navidad” en las iglesias, saludan imágenes de cera del Divino Niño y de su Madre Virgen, en su atavío de “Reina del Cielo”. Para una mente analítica, este desafío de rico oro y encaje, bordado de perlas, satén, terciopelo, y la cuna enjoyada, parecerá bastante paradójico. Cuando uno piensa en el pobre, carcomido, sucio pesebre de la posada en que, si damos crédito al Evangelio, el futuro “Redentor” fue colocado en su nacimiento por carecer de un refugio mejor, no podemos dejar de sospechar que, ante los ojos deslumbrados del sencillo devoto, el establo de Belén desaparece completamente. Para ponerlo en términos suaves, esta llamativa exhibición parece inapropiada de los sentimientos democráticos y el desprecio realmente divino por las riquezas del “Hijo del Hombre” quien no tenía “en donde apoyar su cabeza”. Se vuelve más difícil para el cristiano medio considerar la declaración explícita de que “es más fácil para un camello pasar a través del ojo de una aguja, que para un hombre rico entrar en el reino de los cielos”, como cualquier otra cosa que una amenaza retórica. La Iglesia Romana actuaba sabiamente al prohibir con severidad a sus feligreses leer o interpretar por sí mismos los Evangelios y dejando al Libro, imaginando que esto fuese posible, proclamar sus verdades en latín: “la voz que clama en el desierto”. En esto ha seguido a la sabiduría de las edades, la sabiduría de los antiguos arios quienes también son “justificados por sus niños”; pues, como ni el moderno devoto hindú entiende una palabra del sánscrito, ni el moderno parsi una sílaba del zend, así para el católico medio el latín no es más que jeroglíficos. El resultado es que los tres –el alto sacerdote brahmánico, el mobed zoroastriano, y el pontífice católico-, tienen ilimitadas oportunidades para desarrollar nuevos dogmas religiosos salidos de las profundidades de sus propias suposiciones, para beneficio de sus respectivas iglesias.

Para anunciar este gran día se hacen repicar alegremente las campanas a la medianoche, a través de Inglaterra y del continente. En Francia e Italia, después de la celebración de la Misa en iglesias magníficamente decoradas, “es habitual que los festejantes participen de una colación (réveillon) para que puedan soportar mejor la fatiga de la noche”, dice un libro que trata de los ceremoniales de la iglesia papista. Esta noche de ayuno cristiano recuerda a uno, el Sivarâtri, de los seguidores del dios Siva, el gran día de tristeza y ayuno, en el undécimo mes del año hindú. Solamente en este último la larga noche de vigilia es precedida y seguida por un estricto y rígido ayuno. Nada de réveillons ni compromisos para ellos. En verdad, ellos son los perversos “paganos” y por lo tanto su camino hacia la salvación debe ser diez veces más duro.

Aunque ahora es universalmente observado por las naciones cristianas como el aniversario del nacimiento de Jesús, el 25 de diciembre no era originalmente aceptado como tal. De los más móviles entre los días festivos cristianos, durante las primeras centurias, la Navidad era frecuentemente confundida con la Epifanía, y celebrada en los meses de abril y mayo. Como nunca existió algún registro auténtico, o prueba de su identificación, tanto en la historia secular como en la eclesiástica, la selección de aquel día permaneció durante mucho tiempo siendo opcional, y fue solamente durante el cuarto siglo que, impulsado por Cirilo de Jerusalén, el Papa (Julio I) ordenó a los obispos que hicieran una investigación, y así es como finalmente se llegó a un cierto acuerdo sobre la fecha presumible de la natividad de Cristo. ¡Su opción recayó en el 25 de diciembre, y desde entonces se ha probado que ha sido la más desafortunada elección! Fue Dupuis, seguido por Volney, quienes asestaron los primeros golpes a este natalicio. Probaron que durante incalculables períodos antes de nuestra era, basados en datos astronómicos muy claros, casi todos los pueblos antiguos habían celebrado el nacimiento de sus dioses solares en ese mismo día. “Dupois dice que el signo celestial de la Virgen y el Niño existía desde varios millares de años antes del nacimiento de Cristo” –comenta Higgins en su Anacalypsis [1]. Como Dupois, Volney y Higgins pasaron todos a la posteridad como infieles y enemigos del Cristianismo, y bien podemos citar también, en esta relación, las confesiones del obispo cristiano de Ratisbona, “el hombre más instruido que produjo la Edad Media” –el dominico Alberto El Magno. “La señal de la virgen celestial se eleva sobre el horizonte en el momento en el cual fijamos el nacimiento del señor Jesucristo”, afirma [2]. También Adonis, Baco, Osiris, Apolo, etc., nacieron todos el 25 de diciembre. La Navidad llega en el momento del solsticio de invierno; los días entonces son más cortos, y es mayor la Oscuridad sobre la faz de la tierra. Se creía que todos los dioses solares nacían anualmente en esta época, porque desde ese momento en adelante la Luz disipaba cada vez más la oscuridad a medida que se sucedían los días, y el poder del Sol comenzaba a aumentar.

De este modo puede ser que, las festividades de Navidad que fueron llevadas a cabo por los cristianos durante casi quince siglos, hayan tenido un carácter particularmente pagano. Incluso, tememos que las actuales ceremonias de la Iglesia difícilmente puedan escapar al reproche de estar copiadas casi literalmente de los misterios de Egipto y Grecia, realizadas en honor de Osiris y Horus, Apolo y Baco. Tanto Isis como Ceres fueron llamadas “Vírgenes Santas” y un Niño Divino puede ser encontrado en cada religión “pagana”.

La Navidad de entonces y la de Hoy – H. P. Blavatsky

 

 

El Poder Liberador de la Enfermedad – Ramón Llucià

Conferencia de Ramón Llucià en las VI Jornadas Medicinas 3000 celebrado en Bigues i Riells los días 17 y 18 de octubre de 2015.

¿Qué es la enfermedad? El carácter sagrado de la vida. El Yo y los diferentes vehículos de conciencia que utiliza, el cuerpo físico, el cuerpo emocional y el cuerpo mental. El cuerpo etérico o vital. La pureza física, emocional y mental. Exceso o defectos de energía en los cuerpos de la personalidad. El propósito para esta vida del Ser interno y el propósito del pequeño yo o personalidad. El poder liberador y curador de la energía del Alma.

 

 

 

Hacia un nuevo paradigma en el arte de curar – Ramón Llucià

Conferencia de Ramón Llucià en las V Jornadas Medicinas 3000 celebradas en Bigues y Riells, Barcelona, los días 18 y 19 de octubre de 2014.

Breve repaso histórico del arte de curar. El surgimiento de la ciencia clásica y la actual medicina. La física cuántica. Medicinas alternativas. Materia y energía. Todo es energía. ¿Porqué enfermamos? La energía del Amor. Aprender a vivir y a amar. La enfermedad como maestro.

El tránsito hacia la muerte – Ramón Llucià

Taller a cargo de Ramón Llucià en el II Symposium de médicos y sanadores celebrado en Barcelona los días 27, 28 y 29 de junio de 2014 en el colegio La Salle Bonanova, acerca del tema del tránsito hacia la muerte.

El miedo a la muerte por ignorancia. Las diferentes hipótesis acerca de la muerte. La hipótesis del Alma y el cuerpo como instrumento. El observador como Yo y lo observado como no-yo. El hilo de la vida. El cuerpo vital. El cuerpo emocional como perceptor de las emociones y sentimientos. EL cuerpo mental. El proceso de restitución, el proceso de eliminación y el proceso de integración. Las lecciones de vida. Asesinato, suicidio y eutanasia. Tener y Ser. El transito a la muerte. Meditación para ayudar a hacer el tránsito.