El Vacío Creador – Eloy Millet Monzó

Ponencia y artículo de Eloy Millet Monzó, acerca de la vivencia del vacío creador en el encuentro de Convivencia Espiritual en Jaén, los días 1, 2 y 3 de octubre de 2010.

El Vacío creador

Eloy Millet Monzó

Índice de contenidos

Introducción
1.- ¿Qué es el vacío?
2.- ¿Qué pensaban los antiguos sobre el vacío?
3.- El vacío y sus dos energías
4.- El vacío, el impulso electroquímico y la hormona
5.- La naturaleza nos muestra las energías del vacío
6.- ¿Cuál es el origen de las energías del vacío?
7.- ¿Qué tiene que ver el efecto Casimir-Polder con el vacío?
8.- El vacío y el Primer Rayo
9.- El vacío y los egrégores
10.-El vacío y el descubrimiento
11.-Los ángeles, el vacío y el cuarto subplano
12.-Otra sociedad
13.-Los ciclos del vacío: radiactividad, muerte y nacimiento
14.-Todo fenómeno radiactivo tiene su origen en el núcleo atómico
15.-El servicio
16.-Conclusión

Introducción
En este trabajo sobre el vacío nos hemos encontrado con algunas dificultades, a las que agruparíamos en tres:

1ª.- Los conceptos con los que hemos trabajado pertenecen a tendencias místicas, lingüísticas y también científicas, y precisamente por ser conceptos, o porque se trata de diversas y muy específicas aplicaciones, no captamos una relación coherente entre ellos, porque tanto los conceptos como sus aplicaciones pertenecen al conocimiento, o mente concreta, y su característica es la separatividad entre sus registros.

O son afirmaciones en las que hay que creer sin opción a comprenderlas, o son explicaciones sobre las que no podemos argumentar nada, es decir, no hemos encontrado una relación entre la creencia y la comprensión.

2ª.- En virtud de lo anterior, nos han servido de poco los conocimientos con los que nos hemos debatido, porque nos ha atraído el vacío más como abstracción que como concreción, por lo que quizás hayamos empleado a esa capacidad mental que denominamos mente abstracta, y así o de otra manera, hemos podido relacionar una creencia con la comprensión.

3ª.- Combinando las dos agrupaciones anteriores, hemos intentado argumentar algo concreto sobre lo que nos resulta una completa abstracción, y en este empeño encontrábamos datos reales que así nos lo muestran y demuestran, datos científicos de hoy, tal como los exponemos y desarrollamos a continuación, aunque advertimos a quien lea, que este trabajo no es un exhaustivo desarrollo sino el zumo de un fruto, o mejor aún, es un extracto comprimido de ese fruto, todavía inmaduro.

1.-¿Qué es el vacío?
Muchas de las afirmaciones acerca del vacío podrían explicarse empíricamente, tanto si son las metafísicas, las místicas, o las que constituyen una creencia, y, si consiguiéramos explicarlas, podríamos comprenderlas con una mente medianamente analítica, y no necesariamente atiborrada de conocimientos, ya que esta sería una mente poco ágil.

Desarrollamos este trabajo porque hemos podido deducir una afirmación interesante, al menos así nos resulta a nosotros, y todavía nos parece más interesante porque permite explicarla mediante argumentos lógicos, experimentos y realidades científicas, constituyendo una verdadera concreción, y no algo en lo que hay que creer porque lo diga alguien a quien se le ha confiado cierta autoridad, y como tal concreción, puede llevar al descubrimiento.

Empecemos con esa afirmación y con nuestras deducciones. El vacío es una energía, se produce por la relación entre dos cosas, y estas dos cosas han de ser pequeñas, extremadamente diminutas, tan disminuidas de tamaño que estamos hablando de espacios referidos al milímetro dividido un millón de veces, es decir espacios nanométricos, por lo tanto hablaremos de física cuántica, de la actividad angélica y de la energía subyacente en el vacío, energía que es capaz de crear materia porque llega a relacionar dos mundos, uno inmaterial en el que se produce la causa, y el otro material para el
efecto.

Veremos que esta cantidad de energía es tanta que actualmente la humanidad no podemos producirla, ni por aproximación, y que se encuentra en lo más pequeño, tanto…, que deja de ser materia. Vamos a hablar del vacío de una manera concreta, mística y también científica, y lo haremos desde la perspectiva de la creación de la materia, procurando evitar las exageraciones y sin pretender ser creídos, diríamos místicamente que el vacío es la relación entre dos fuegos, o lo que es lo mismo, entre dos Rayos, el Primero y el Tercero.

Vamos a ello sin supeditarnos a que alguien decida, o no, dedicar tres horas de su tiempo para escudriñar en estas palabras o para analizar nuestra argumentación, porque a nosotros nos ha bastado con lo que hemos deducido y nos sirve de base para continuar haciéndolo. Sin más pretensión, y sin menos.

El Vacío Creador – Eloy Millet Monzó

Conferencia completa en audio:

Ir a descargar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s