Serena Expectación – Recopilación temática (IV) – Vicente Beltrán Anglada

Recopilación de las expresiones “Serena Expectación” a través de los libros y conferencias de Vicente Beltrán Anglada.

Es una manera muy poética de afirmar que el Señor AGNI abarca en SÍ la totalidad de las funciones asignadas al Triple Fuego Creador de la Divinidad: el Eléctrico, el Solar y el Fuego por Fricción, es decir, los Fuegos del Espíritu, del Alma y del Cuerpo de la Entidad Logoica, Señora de nuestro Universo. A partir de estas afirmaciones nuestra mente sólo ha de limitarse a efectuar analogías entre estos tres absolutos campos de Energía Ígnea y a analizar sus infinitas repercusiones en la vida de la Naturaleza y muy concretamente en la vida del ser humano. Éste, por su divina constitución, es un receptáculo en espacio y tiempo de la triple energía ígnea que proyecta y mantiene controlada “en dinámica expectación” el Gran Arcángel AGNI. Si pudiésemos expresar gráficamente la Forma del Gran Señor del Fuego lo haríamos en forma de Tres infinitas Esferas de Fuego; la del centro, representando Su naturaleza Eléctrica o cósmica más elevada, la Esfera intermedia, que sería la representación de Su Corazón interno dotando de vida consciente a todo el Universo y la Esfera, que representada la superficie de este vasto esquema de Fuego, constituiría la expresión más objetiva de Su Fuego Creador, dotando de vida física a todas las formas creadas, ordenando de esta manera el proceso de la evolución cíclica del Sistema Solar entero. [7-95]

El tema de las Sociedades Secretas adquirirá cada vez más importancia desde el ángulo de vista de la Magia Organizada en nuestro mundo, por efecto de la entrada en actividad de las energías del Séptimo Rayo. Éste, junto con el Primer Rayo, constituyen el Alfa y el Omega de la Creación Universal, rigiendo ambos el principio místico de “coparticipación de las Energías” que origina toda posible objetividad espiritual en el seno de la materia y tienen la misión de manifestar la Voluntad de Dios en el Plano Físico por medio del proceso dinámico de la Magia Organizada, es decir, litúrgica o ritualística, mediante la cual todo ser humano puede convertirse virtual o sacramentalmente en un Sacerdote oficiante, plenamente integrado en el sentido espiritual y capacitado, por tanto, para “invocar Fuerza Cósmica” con destino al planeta. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que las verdaderas Sociedades Secretas y Escuelas Esotéricas son escasas, raras y muy difíciles de encontrar. Con respecto a ello habrá que decir que, debido a las persecuciones de carácter religioso sufridas a través de los siglos y a la falta de integridad espiritual en sus componentes, son pocas las Escuelas Esotéricas y Sociedades Ocultas que merezcan la atención de la Jerarquía Planetaria. Hay, no obstante, una “gran expectación” desde el ángulo interno a la espera de que entren en actividad las energías del Séptimo Rayo a fin de que mezclándose con las del Primero, actuante ya en algunos reconocidos centros esotéricos del mundo, produzcan el divino revulsivo que ha de conmover las bases místicas de tales sociedades y corporaciones ocultas y hagan surgir del centro de las mismas, con el suficiente dinamismo, “nueva sangre y nueva Vida”, para poder afrontar el tremendo reto que les impone la Nueva Era de acuerdo con las circunstancias que progresivamente van adueñándose de la vida silenciosamente invocativa y expectante de la humanidad. [7-117/118]

En un concilio de la Jerarquía planetaria celebrado hace unos años, se planificó una actividad jerárquica destinada a destruir progresivamente las formas psíquicas creadas en los ambientes mundiales por las radiaciones etéricas de estas formas momificadas, cuyo proceso de desintegración natural fue detenido artificialmente. Una de sus inmediatas previsiones fue seleccionar de entre los distintos Ashramas de los Maestros, algunos grupos de discípulos altamente cualificados para esta misión, los cuales fueron intensamente entrenados en el arte de disolver las formas psíquicas que por afinidad vibratoria se agrupaban en torno de los lugares en donde se guardan restos humanos y cuerpos momificados. El experimento jerárquico y el trabajo de los discípulos prosigue con éxito en el intento de paliar los efectos de aquellas causas, aunque se espera con gran interés y expectación por parte de la Jerarquía de Maestros, la decisión humana de destruir definitivamente y por el poder alquímico del fuego, todas aquellas formas cristalizadas y adulteradas en su natural proceso de desintegración. Otra de las misiones encomendadas a tales discípulos -según hemos podido observar- es colaborar también con los grupos de devas luminosos de los subplanos superiores del plano físico en el trabajo de sanear los pesados y negativos ambientes creados alrededor de los hospitales, cementerios y otros lugares de sufrimiento humano, tales como las prisiones, los manicomios y los hogares sin armonía, así como los pesados ambientes psíquicos que se estructuran en los mataderos de animales y en todos aquellos lugares del planeta en donde existen grandes conflictos y profundos sufrimientos humanos. Todas estas densas vibraciones contribuyen -como Uds. podrán comprender- a elevar el índice de contaminación ambiental y si bien hay muchos grupos de Ángeles trabajando en el sentido de la purificación de los ambientes planetarios, secundados activamente por los numerosos discípulos entrenados en la técnica de destrucción de las formas psíquicas negativas que envuelven los éteres planetarios, se precisa realizar un esfuerzo todavía mayor y de conjunto con la participación de los aspirantes espirituales y hombres y mujeres de buena voluntad del mundo, para que puedan ser apreciados efectos realmente espectaculares dentro de aquel vasto plan de saneamiento psíquico proyectado por los augustos Responsables del Bien planetario. [8-46/47]

La aparición de mis anteriores libros esotéricos, el desarrollo de la intuición y el estado permanente de atención que había logrado establecer en mi conciencia eran –a juicio del MAESTRO- las garantías del éxito espiritual obtenido. “Así pues -terminó el MAESTRO-, no te preocupes demasiado por este nuevo trabajo sugerido, pero ten cuidadosamente en cuenta que la clave mística que hay que pulsar para poder penetrar en SHAMBALLA y los necesarios Mántrams de protección para poder librarte del poder de los ASURAS que guardan las entradas de las sagradas Puertas, han de ser conquistados a fuerza de “serena expectación”. La serena expectación desarrolla el centro coronario y desarrolla a extremos increíbles la voluntad espiritual del hombre, a tal punto, que cualquier Mántram facilitado tiene la virtud de hacer girar los goznes de algunas de las Puertas que llevan al sagrado Recinto donde habita el SEÑOR DEL MUNDO”.

Los lectores de mis libros anteriores habrán advertido quizás cuán frecuentemente utilizo en el desarrollo de mis ideas el término “serena expectación”, singularmente en “INTRODUCCIÓN AL AGNI YOGA”, un libro donde trata de reflejarse el estado de conciencia exigido para poder penetrar conscientemente en los misteriosos Recintos de SHAMBALLA. La serena expectación contiene la clave mística del proceso iniciativo y con ella, el mágico poder mantrámico o el “ÁBRETE SÉSAMO” que exige la apertura de alguna de las Sagradas Puertas.

Los detalles históricos a los que el MAESTRO había hecho referencia o los acontecimientos vitales de mi existencia kármica, tenían mucho que ver -tal como pude comprobar oportunamente- con el gradual desarrollo dentro de mi conciencia, de este estado místico de serena expectación al que fui introducido en virtud de ciertas líneas de luminosa actividad procedentes de mi Ashrama. Y que de acuerdo con el plan de conjunto que este Ashrama, a través de otros muchos y bien cualificados discípulos dentro del mismo, tenía la misión de realizar en el mundo. Vi claras estas incidencias históricas reflejadas en la luz astral de los acontecimientos kármicos de mi vida, gracias a la intercesión del MAESTRO, y una observación retrospectiva de tales acontecimientos, me demostró una vez más la indescriptible profundidad de visión del MAESTRO para Quien no guardan secretos ni el tiempo ni la ley de los tres mundos. [9-10/11]

No creo traicionar secreto alguno de orden iniciático al referir lo que aconteció en aquella misteriosa Estancia a donde había sido conducido y en la cual confluían, según pude apreciar siete galerías como aquella por la que habíamos llegado allí, lo cual me hizo pensar si tendría que ver este número de galerías con las cualidades de Rayo de los discípulos que allí nos habíamos congregado. Lo que sí he de advertir es que, desde el momento mismo en que había penetrado en aquella Estancia, mi mente se había sentido más profundamente despierta y mi corazón más lleno de amor impersonal. Algo profundamente sutil, infinitamente inenarrable, estremecía desde sus más hondas raíces los vehículos sutiles de mi conciencia. En aquel sagrado lugar se respiraba un clima de intensísima, pero al propio tiempo, serena expectación y el rostro de todas las personas que veía a mi alrededor traslucía profunda calma y una paz serena. Yo, al igual que todas ellas, me encontraba silenciosamente recogido, sin noción alguna de tiempo que alterase aquel estado de conciencia. Mi paz formaba parte en aquellos momentos de las infinitas leyes de participación cósmica que enlazan la vida de Dios con la de todas Sus criaturas conscientes de Su infinito Amor. La indescriptible paciencia de SANAT KUMARA -cuyos días suman muchísimos miles de años- formaba parte de aquella augusta y serena complacencia mística que el MAESTRO denomina ‘serena expectación’ y que resiste imperturbable el paso incesante de las edades de la evolución o de aquellos indescriptibles mantos de eternidad con los que EL SEÑOR DEL MUNDO recubre todas Sus vastísimas expresiones… [9-15]

Y, por vez primera en su vida de discípulo, sabrá por experiencia individual y no por conocimiento mental, el significado íntimo del término “SERENA EXPECTACIÓN”, que tan repetidamente había escuchado de labios del Maestro, en el Ashrama y que contiene la clave del Silencio creador la más directa expresión en la mente humana de la experiencia búdica.

El aprendizaje de este silencio creador, precursor de todos los posibles estados de conciencia superiores, empieza realmente con la primera Iniciación jerárquica. En sus mágicas profundidades aprende el discípulo el significado oculto del VERBO o de la Palabra Santa, a través de la cual el Ángel solar le comunica Sus sabias enseñanzas, empezando a comportarse entonces como lo que es, como un verdadero Iniciado, desarrollando en su vida social y en sus actos individuales aquella experiencia mística de contacto con el Verbo mediante el cual, en todo momento y sabiendo el valor mágico de las palabras, NO DICE TODO LO QUE SABE SINO QUE SABE TODO LO QUE DICE. [9-134]

El Iniciado pasa de esta manera de Kama-manas -la mente condicionada por el deseo- al Manas superior -el nivel abstracto de la mente- atravesando así aquellas abrasadoras regiones del plano astral esotéricamente descritas como KURUKSETRA, que hasta ese momento habían constituido su principal campo de batalla. Consecuentemente liberó las energías contenidas en el plexo solar, el receptor de las energías astrales y las elevó simultáneamente hacia el centro del corazón y al centro de la garganta, construyendo un triángulo de energías ígneo-eléctricas circulantes que lo irán capacitando para mantener el equilibrio interno o serena expectación, que es precursor de las más altas realizaciones… [9-136]

De la entera sumisión de sus particulares puntos de vista y opiniones personales, a las decisiones de su grupo espiritual -el Ashrama del Maestro- habiendo aprendido por la experiencia extraída de su místico silencio, que toda opinión, idea y todo pensamiento personal, deben someterse siempre a la directa supervisión del Alma o Yo superior. A partir de aquí, el aforismo esotérico “SERENA EXPECTACIÓN”, empieza a regir prácticamente la vida del Iniciado, de quien se dice que en esta etapa “piensa más con el corazón que con la mente y “siente más con la mente que con el corazón”. Este es evidentemente uno de los grandes Misterios ocultos en esta tercera Iniciación de la Transfiguración. [9-139]

Serena Expectación – Recopilación temática

Sabiduría Arcana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s